Letra L Inicio Contacto  

 

L. Ron Hubbard

Fundador de la Iglesia de la Cienciología

 

 

 

Lafayette Ronald Hubbard nació el 13 de marzo de 1911 en Tilden, Nebraska (Estados Unidos). Fue el único hijo de Harry Ross, oficial de la Marina americana, y Ledora May, oficinista del Gobierno. En el rancho de su abuelo aprendió a montar a caballo, se divertía cazando coyotes e hizo sus pinitos como explorador tras hacerse hermano de sangre de indios de la tribu Pies Negros, que habitaban aquellas tierras. Estudió primaria en el Swavely Preparatory School y secundaria en el Woodward School for boys, pero, bajo la tutela de su madre, leyó siendo niño a los clásicos de la filosofía, de las ciencias y a los principales autores de la literatura occidental. A los 12 años, entró en los Boys Scouts donde logró el rango más alto de la organización, el Scout Águila.

 

Interés por los misterios de la mente humana

 

A esa misma edad, hizo su primer viaje en barco con su padre y conoció al comandante Thompson, alumno de Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, del que aprendió su interés por los misterios de la mente humana. A los 16 años, Ron visitó países tan remotos como India, China, Japón y Filipinas, donde estuvo en contacto con tribus primitivas, se introdujo en los monasterios budistas y estudió con el último de los magos de la corte de Kublai Khan.

 

En 1929, regresó a Estados Unidos para estudiar Ingeniería en la Universidad George Washington. Allí aprendió a usar la metodología científica para investigar el pensamiento humano. También asistió a clases de Física Nuclear, aunque su prioridad seguía siendo los estudios sobre la mente. En plena Gran Depresión dejó la universidad para convertirse en uno de los pioneros de la aviación acrobática, completó el primer estudio mineralógico de Puerto Rico y dirigió dos expediciones en el Caribe. Amante de las diferentes razas y culturas, empezó a escribir relatos de aventuras, ciencia ficción, intriga y fantasía en revistas populares, denominadas "pulp magazines". Usó 15 seudónimos diferentes para las más de 300 novelas y miles de relatos que escribió.

 

En 1932, empezó a interesarse por los problemas de la salud mental, ya que su principal obsesión era desarrollar un método que permitiera mejorar la condición de la vida humana. Parte de sus pensamientos los plasmó en el manuscrito filosófico "Excalibur" (1938), donde ponía en entredicho la teoría que sostenía que la vida era sólo una reacción fortuita y en cadena en un mar de amoníaco.

 

Un héroe de guerra que nunca combatió

 

En 1933, decidió casarse con Margaret Louise Grubb, "Polly", con la que tuvo dos hijos, Lafayette Ronald (1934) y Katherine May (1936). Al poco de su boda, publicó su primer artículo como escritor profesional en la revista "Sportman Pilot", al que siguieron muchos más para mantener a su familia. Hubbard aspiraba a ser guionista en Hollywood, espinita que se quitaría décadas después al captar para su Iglesia de la cienciología a muchas estrellas del cine. Considerado inútil para el servicio militar completo, al estallar la II Guerra Mundial fue asignado a un navío anclado en un puerto de Oregón. Alardeó siempre de haber sido un héroe de guerra, pero en realidad nunca llegó a combatir.

 

Al acabar la contienda, abandonó a su mujer y cometió bigamia al casarse con Sara Northrup. De puertas para afuera, el matrimonio parecía idílico, pero Sara vivía un auténtico infierno, ya que era objeto de malos tratos por parte de Ron, que incluso le provocó un aborto tras una paliza. En medio de ese agresivo ambiente conyugal, en 1949 publicó "Dianética: el poder del pensamiento sobre el cuerpo", un libro de autoayuda que fue la piedra angular del movimiento de la cienciología. Basándose en la existencia de vidas pasadas, el libro daba consejos para reforzar la autoestima y abordar problemas de orden mental.

 

 

 

Su tercera esposa, Mary Sue, decisiva en su éxito

Tras el nacimiento de su tercera hija, Alexis (1950), Sara amenazó con dejarle y Hubbard secuestró a la pequeña. Al tiempo que se convertía en un escritor rico y famoso, Sara pidió la separación alegando que Ron era un perturbado mental. Contó con el apoyo de la primera mujer, Polly, que reveló que también había sufrido malos tratos, y obtuvo el divorcio.

 

Durante una de las charlas que realizaba por Estados Unidos conoció a su tercera esposa, Mary Sue Whipp, con la que tuvo cuatro hijos, Diana, Quentin, Suzette y Arthur, y que fue la persona decisiva para hacer realidad su sueño mesiánico. "Me gustaría poner en marcha una religión. Ahí es donde está el dinero", confesaba Ron abiertamente y, en 1954, fundó la Iglesia de la cienciología. Consagrado como un dios terrenal, empezó a impartir seminarios, participaba en conferencias, asistía a lecturas y trabajó activamente para la implantación de la cienciología en Estados Unidos y Europa. Partía de la base de que "a menos que haya una enorme modificación en la civilización humana, en la forma en que va tropezando hoy en día, el hombre no estará aquí por mucho tiempo", citando como aspectos negativos las insurrecciones políticas, la violencia, el racismo, las drogas, el analfabetismo, el declive social y la homosexualidad.

 

Hermandad religiosa con sede en unos barcos

A finales de los 50 y principios de los 60, creó el E-Meter, un dispositivo para, presuntamente, detectar y eliminar las tendencias negativas de la personalidad. Hubbard fue el director ejecutivo y el administrador de toda la organización hasta 1966, fecha en la que se volcó únicamente en la investigación. Al año siguiente, creó la Organización del Mar, una hermandad religiosa de la cienciología ubicada en varios de los barcos que Hubbard reacondicionaba para reclutar a niños. En estas embarcaciones, la gente prestaba sus servicios casi sin cobrar, había malos tratos y estaban obligados a hacer caros regalos al líder. En 1975, Hubbard se instaló en Florida y, al año siguiente, su hijo Quentin, de 23 años y del que se dijo que era homosexual, algo que no aceptaba la cienciología, se suicidó porque no aguantaba las normas de la organización.

 

Recientemente, Lawrence Wright publicó "Going Clear: Cienciología, Hollywood y la cárcel de la creencia", en la que se ha basado la película "The Master", protagonizada por Joaquín Phoenix y Philip Seymour Hoffman. En sus páginas, el autor recogía declaraciones escalofriantes, como la de Spanky Taylor, una amiga de John Travolta, uno de los principales fieles de la cienciología. Crítica con esta Iglesia, se llevaron a su hija de 10 meses "para encerrarla junto a otros 30 bebés en la llamada Child Care Organization, un pequeño apartamento oscuro, maloliente y atestado de cunas, del que los niños apenas salían al exterior. A mí me encerraron en otro edificio". Gracias a la secretaria de Travolta, Spanky pudo recuperar a su hijita.

 

En 1982, un enfermo Hubbard cedió su puesto como líder de la cienciología a su fotógrafo personal, David Miscavige, quien obtuvo la presidencia de la Iglesia tras el fallecimiento del fundador, en enero de 1986. Durante su vida, Hubbard vendió más de 250 milones de ejemplares, escribió más de 5.000 artículos y dejó más de 3.000 conferencias grabadas en cintas.

 

Tom Cruise, aliado del actual líder, Miscavige

 

Desde la muerte de Hubbard, Miscavige ostenta un poder absoluto en la cienciología, contando con Tom Cruise como el aliado perfecto para difundir su mensaje. Se dice que al famoso actor le conceden todos los caprichos y que, incluso, se hizo un "cásting" para elegirle esposa tras su divorcio de Nicole Kidman. Cruise se casó con Katie Holmes, con la que tuvo una hija, Suri, pero ella se separó huyendo de las influencias de la Cienciología para que no afectaran a la pequeña. Otros famosos que son -o han sido- adeptos a la organización son los actores Dustin Hoffman, Kirstey Alley y Anne Archer, el productor Aaron Spelling y los escritores Gore Vidal y Mario Puzo, autor de "El Padrino". También se rumoreó que pertenecieron Penélope y Mónica Cruz, Priscilla Presley y su hija, Lisa Marie, y Will Smith. Pese a que, oficialmente, la cienciología se autodefine como "una religión del siglo XXI", para muchos se trata de una secta. En Francia y Alemania está prohibida y en España no está reconocida como religión. Desde su fundación, existen aproximadamente más de 8.500 organizaciones en 165 países, que poseen numerosas propiedades -especialmente en Hollywood- exentas de impuestos y valoradas en millones de euros.

 
 
 

 

 

 

 

Copyright©2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.