Letra T Inicio Contacto  

 

Tom Cruise

Uno de los actores más taquilleros de Hollywood

 

 

 

Thomas Cruise Mapother IV nació el 3 de julio de 1962 en Syracuse, Nueva York. Es el tercer hijo y único varón de los cuatro que tuvieron Thomas Cruise Mapother III, ingeniero electrónico, y Mary Lee, una actriz fracasada reconvertida en profesora. Sus tres hermanas se llaman Mary Lee, Marian y Cass.

 

Debido a la inestabilidad laboral del patriarca, los Cruise cambiaron de domicilio en tantas ocasiones que el pequeño Tom llegó a estudiar en 15 colegios diferentes. Jamás pudo hacer amigos, se sentía rechazado en las pandillas y fue un ser solitario, tímido y poco dado a exteriorizar los sentimientos. Todo ello le ayudó a despertar su imaginación, ocasionándole algún problemilla, ya que de pequeño jugaba con unos soldaditos que llevaban paracaídas, por lo que decidió imitarles fabricándose uno parecido con unas sábanas para tirarse desde el tejado de casa. Se estampó contra el suelo y quedó inconsciente durante unos minutos. También entretenía a su familia imitando al Pájaro Loco y al Pato Donald.

 

Creció junto a su madre y sus tres hermanas

 

Por si esto fuera poco, tuvo serios problemas en sus estudios debido a la dislexia, una enfermedad heredada que le provocó dificultades para leer y escribir y que en los inicios de su carrera le impidió memorizar correctamente los guiones. Eso le distanció todavía más de sus compañeros, que creían que Thomas era retrasado. Uno de los momentos más duros llegó cuando, a los 12 años, sus progenitores se separaron y su madre decidió empezar de cero. Mientras su madre daba clases de teatro y vendía lavadoras, Tom cortaba la hierba de los vecinos, recogía papel usado y vendía helados, ya que su padre no pasaba la pensión.

 

"Mi madre hizo todo lo humanamente posible para alimentar y mantener unidos a sus hijos. Encontraba tiempo para estar con nosotros y, por mal que fueran las cosas, siempre cantaba por las mañanas y nos levantaba el ánimo. Sólo puedo decirle una cosa: bendita seas", confesó en plena madurez. En el colegio demostró una gran habilidad en los deportes, especialmente en la lucha libre, pero en uno de los entrenamientos se lesionó la rodilla y tuvo que abandonar esta disciplina. A los 14 años ingresó en un seminario franciscano en Cincinnati, donde incluso hizo voto de celibato porque la educación era buena y gratuita, pero colgó los hábitos al no comulgar con la llamada del Señor. Poco después, salió con su primer amor del instituto, Laurie Hobbs, y empezó a picarle el gusanillo por la actuación tras interpretar la obra escolar "Guys and Dolls". Finalmente, su madre decidió establecerse con sus cuatro hijos y su nuevo marido en New Jersey, donde Tom se graduó en 1980 en el instituto Glen Ridge.

 

Íntimo amigo de Sean Penn y Matt Dillon

 

Con 18 años recién cumplidos, se marchó a Nueva York para ser actor y se matriculó en una escuela de arte dramático que alternaba con trabajos como camarero, dependiente, vendedor de helados o descargador de camiones. Le rechazaban sistemáticamente en los "castings" y se hizo íntimo amigo de Sean Penn y Matt Dillon, quienes también probaban suerte en aquella época. A pesar del acné y de su desastrosa dentadura, logró algunos trabajos en varios anuncios para televisión, donde captó la atención del director Franco Zeffirelli, que en 1981 le dio su primera oportunidad en el cine con "Amor sin fin", en la que apenas tenía tres frases. Poco después rodaría "Taps, más allá del honor", por la que cobró 35.000 euros.

 

Tras un año de sequía, su primera gran oportunidad en el cine le llegó de la mano de Coppola con "Rebeldes", que protagonizó al lado de Rob Lowe, Sean Penn, Timothy Hutton, Matt Dillon, Patrick Swayze y Emilio Estévez, y a los que la crítica llamó el "Brat Pack" (atajo de mocosos) porque se convirtieron en la nueva generación capaz de relevar a las viejas glorias de Hollywood en edad de jubilarse. Durante el rodaje, demostró que también era un rebelde en privado, ya que, entre otras travesuras, untó de miel las tapas de los retretes. Con el dinero que ganó, se puso unas fundas dentales que iluminaron aún más su irresistible sonrisa.

 

Reconciliación con su padre moribundo

 

En 1983 protagonizó "Risky Business" junto a Rebecca de Mornay, con quien salió durante un par de años. Tom adelgazó, se cortó el pelo, cambió su dicción y demostró que podía ser un joven bachiller que pone en marcha un negocio de prostitución. La escena en la que baila en ropa interior le lanzó al estrellato. "A partir de esa película las cosas se desmadraron. De repente, la gente me miraba por la calle y me daba por pensar si tenía un moco colgando de la nariz... Me costó acostumbrarme", afirmaría años más tarde. Al acabar el filme le comunicaron que su padre se estaba muriendo y decidió acercarse al hospital después de una década sin saber nada de él. "Estaba agonizando y vi en él un profundo arrepentimiento que le estaba torturando. Lo único que pude decirle es: 'Mira, todo está bien". Y se prometió a sí mismo que jamás sería como él. Su padre le zurraba de pequeño, llegó a casarse por segunda vez y tuvo hijos, pero nunca se ha hablado de sus hermanos. En 1986 llegó su estrellato a nivel internacional con "Top Gun, ídolos del aire", donde interpretó a un piloto de bombardero de la armada norteamericana. Su cazadora de aviador, sus tejanos negros, sus camisetas blancas y, sobre todo, las gafas de sol Rayban, se popularizaron entre los adolescentes de todo el mundo, haciendo que se dispararan las ventas.

 

Entre sus sonados idilios de aquella época figuran los nombres de actrices como Heather Locklear, Melissa Gilbert, Lori Singer, Patty Scialfa (actual esposa de Bruce Springsteen) y Kelly McGillis -su compañera en "Top Gun"-, cuya relación terminó cuando se cruzó en su camino Cher, que por aquel entonces tenía 41 años y Tom, 24. En 1986, Scorsese se fijó en él para protagonizar junto a Paul Newman "El color del dinero", "remake" del clásico protagonizado por el legendario actor de los ojos azules "El buscavidas". "Paul me dio muy buenos consejos sobre la vida, la interpretación y sobre cómo desacelerarme. Me ayudó respecto a lo que hay que tomarse en serio y lo que no", dijo Tom.

 

Durante los rodajes, Newman le inculcó su pasión por la velocidad y acudían juntos a correr en circuitos profesionales. Entre ambos se estableció una química especial y una gran amistad que perduró hasta la muerte del legendario intérprete. Justamente, en una de esas carreras conoció a la actriz Mimi Rogers, separada recientemente de Tom Selleck y divorciada de James Rogers, consejero de la Iglesia de la cienciología. La pareja se casó en la más estricta intimidad el 9 de mayo de 1987 y las fans del actor se quedaron tan decepcionadas que algunas llegaron a ponerse un brazalete negro en señal de luto.

 

Se rumoreó que es homosexual y estéril

 

Durante los casi tres años que duró su matrimonio, Mimi introdujo a Tom en la cienciología, doctrina que abrazó en 1990, poco antes de su separación, y protagonizó dos de las películas más emblemáticas de su carrera, "Rain Man" (1988) y "Nacido el 4 de julio" (1989), por cuya interpretación ganó su primera nominación al Oscar. Su divorcio le costó ser el blanco de la venganza de mimi, que acusó a su exmarido de tener un miembro viril pequeño, de ser estéril y de no tener casi relaciones sexuales. A partir de ese momento se dispararon los rumores sobre su supuesta homosexualidad. Unos meses después, durante el rodaje de "Días de trueno", se enamoró de la actriz australiana Nicole Kidman, que poco a poco estaba abriéndose camino en Hollywood. Se casaron en la navidad de 1990 en Colorado y adoptaron a Isabella Jane, nacida en 1992, y Connor Anthony, en 1995, motivo por el que se reanudaron los rumores sobre su supuesta homosexualidad y esterilidad.

 

Pero Andrew Morton, autor del libro, "Tom Cruise, una biografía no autorizada" lo niega: "Tom no es gay ni estéril. Decidieron adoptar porque Nicole había tenido dos abortos y esto les produjo tanto dolor que no querían hablar de ello. Además, los médicos les recomendaron que no tuvieran hijos". Durante su matrimonio protagonizaron dos filmes más, "Un horizonte muy lejano" y "Eyes Wide Shut". A lo largo de la década de los 90, Tom protagonizó algunos de los éxitos más importantes de su carrera como "Algunos hombres buenos", "La tapadera", "Entrevista con el vampiro", "Jerry Maguire" -su segunda nominación al Oscar-, "Magnolia" -su tercera y última nominación- y la taquillera "Misión imposible" por la que llegó a ganar casi 50 millones de euros entre sueldo y porcentaje de taquilla. Con las siguientes secuelas, "MI 2" (2000) y "MI 3" (2006), se embolsó en cada una otros 54 millones de euros.

 

 

 

Sorprendente divorcio de Nicole Kidman

Cuando todos apostaban que Nicole era la mujer de su vida, en agosto del 2001 Tom sorprendió con un divorcio que provocó que se le tachara de manipulador y egoísta. De hecho, aún hay varias incógnitas por resolver respecto a este tema. Por un lado, el actor porno gay Chad Slater contó que había mantenido relaciones sexuales con Cruise mientras éste estaba casado con Nicole, lo que provocó que Cruise le demandara por 70 millones de euros para limpiar su honor, aunque finalmente sólo se llevó 7 millones. Y por otro llegó a decirse que Nicole no gustaba a la cienciología porque su padre es un psicólogo que podía causarles problemas. A la actriz se la amenazó con revelar aspectos de su vida sexual si hacía demasiado ruido en el divorcio, un proceso en el que Tom se las arregló para demostrar que su matrimonio había durado 10 años menos una semana porque, de haber estado casados una década completa, tendría que haberle dado a Nicole la mitad de su fortuna, cifrada entonces en unos 240 millones de euros. Tras la separación, Tom aclaró que "nunca he tenido interés en hacer daño o menospreciar a la madre de mis hijos y compartimos la custodia sin problemas. De esta manera los niños lo viven sin traumas. Hacemos muchas cosas juntos, jugamos, les educamos y les criamos en un ambiente seguro y responsable".

 

Una relación de tres años con Penélope Cruz

Durante el rodaje de "Vanilla Sky" (2001), adaptación de "Abre los ojos", de Amenábar, Tom cayó bajo el embrujo de Penélope Cruz y mantuvieron una relación hasta la primavera del 2004. Pasearon su amor por los cinco continentes, Tom viajó a España en diferentes ocasiones -incluso inauguró la primera sede de la Iglesia de la cienciología en Madrid- y, de la noche a la mañana, Penélope consiguió hacerse un hueco en Hollywood. Se comentó que su noviazgo fue producto de un contrato mercantil que permitía a Tom limpiar su imagen y que de esta manera a cambio la actriz alcanzara el estrellato sin tener ninguna película destacable. De hecho, llegaron a acaparar conjuntamente la portada de la prestigiosa revista "Vanity Fair".

 

A tenor de lo que cuenta Morton en su libro, la relación falló porque Penélope no ingresó en la cienciología debido al padre de la actriz, Eduardo: "Estaba preocupado por que su hija acabara metida en algo parecido a una secta, le inquietaba perderla para siempre y por eso contactó con un grupo de ayuda a las víctimas de las sectas para enterarse de qué era exactamente la cienciología, porque en España entonces no era legal". Además, el escritor afirma que Tom Cruise es homófobo y dominante. Desolado por la ruptura, intimó con la actriz, Sofía Vergara "Modern Family"), pero, tras quejarse en repetidas ocasiones por la mala suerte que había tenido con las mujeres, David Miscavige, productor de cine y máximo dirigente de la Iglesia de la cienciología, organizó un "casting" con el único fin de encontrarle a la mujer ideal.

 

Según explica Morton, "primero lo intentaron con intérpretes cienciologistas como Sofia Milos y Erica Howard, que fueron descartadas. Luego tentaron a Scarlett Johansson, Jessica Alba y Jennifer Garner y, finalmente, escogieron a Katie Holmes -famosa por la serie "Dawson crece"- que desde pequeña sentía adoración por Tom". En el verano de 2005 se comprometieron en lo alto de la Torre Eiffel de París y algunos diarios se hicieron eco de este supuesto montaje, como el prestigioso "The New York Times", que tituló "Te amo con toda mi proporción". En abril del 2006 nació su hija, Suri, nombre de origen hebreo y persa que significa "princesa" y "rosa roja", pero hasta cinco meses después no se vio en público al bebé, por lo que se llegó a cuestionar la existencia de la criatura.

 

Una vez publicada la fotografía, se extendió la leyenda urbana de que Suri era el fruto del semen congelado del fundador de la cienciología. Actualmente, la única hija biológica del actor se ha convertido en un icono de la moda al llevar zapatitos de tacón, maquillarse y lucir prendas a imagen y semejanza de su madre y de Sarah Jessica Parker, amiga de la familia.

 

Impresionante boda en un castillo italiano

 

El 18 de noviembre, Tom y Katie se casaron en el castillo Odescalchi de Bracciano, a 35 kilómetros de Roma, en una boda que costó 2,5 millones de euros, ante la presencia de Jennifer López y Marc Anthony, Will Smith, Kylie Minogue, y Victoria y David Beckham, entre otras muchas caras famosas.

 

Las malas lenguas aseguran que Katie estaba prisionera dentro de un matrimonio asfixiante porque, debido al rito cienciólogo, Tom es un gran manipulador. Pero el actor siempre tuvo palabras románticas para su mujer. "Es la persona más maravillosa del mundo, me hace muy feliz, me siento muy afortunado por haberla encontrado y la quiero mucho", aseguraba. Debido a sus creencias, sus otros hijos, Isabella y Connor, no viven con su madre, y se dice que Bella -como popularmente llaman a su primogénita- quiere abandonar esta fe porque no comulga con sus fines. Por su parte, Tom niega la existencia de cualquier nubarrón: "En mi vida no hay nada extraño, ya que trabajo para que mis hijos tengan la mejor educación del mundo".

 

Considerado uno de los hombres más ricos del mundillo del espectáculo, Tom viaja siempre en avión privado, tiene mansiones de ensueño en California, Colorado y Londres, le encanta navegar en su propio yate y en su tiempo libre le gusta practicar jogging, submarinismo, lanzarse en paracaídas, realizar vuelos acrobáticos y comer pizzas y dulces junto a sus hijos.

En junio de 2012, Katie Holmes pidió el divorcio de Cruise alegando diferencias irreconciliables y la custodia de Suri. Según apunta el medio TMZ, el motivo principal que llevó a la actriz a dar el paso fue la obsesión desmesurada que mostraba su marido por la cienciología

 
 
 

 

 

 

 

Copyright©2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.